Blog de Leeisabeel

Capítulo XVII

Y ella pensaba que el día sería tranquilo y aburrido entre películas. Echa el cerrojo de la habitación para asegurarse de que sus tíos no van a entrar, aunque está sola en casa, pero no quiere correr ese riesgo. Abre con llave el segundo cajón de la mesa y saca la fotografía y el pantallazo del otro e-mail. Se sienta en la cama y pone encima todas las cosas que tiene sobre la investigación de su padre. Coge su libreta y escribe en ella: "Enlaza las pistas". 

Empieza a releer todos los periódicos donde apareció el caso de su padre. No va a encontrar mucho más de lo que ya sabe, pero tiene al menos que intentarlo. Pasan las horas y no encuentra nada. Ha escrito algunas frases sueltas en su libreta, pero no le sirven de mucho. Se siente mal consigo misma. No puede creer que alguien pueda saber quién lo hizo y por qué y que esté jugando a los detectives con ella. Siente como cada vez se está cabreando más y más y ese enfado se empieza a  mezclar con desilusión. Se tapa los ojos con las manos y comieza a llorar.

"Enlaza las pistas" no para de repetir su mente. ¿Qué es lo que hay que enlazar?. De repente deja de llorar y levanta la cabeza. ¿Puede ser...? No es posible. Coge la foto de la carta que le envió "anónimo" y las del e-mail. Mira con detalle la foto del cadáver de su padre y se fija en la cuerda que le rodea el cuello. Luego mira la imagen de los nudos marineros. No se lo puede creer, el nudo con el que ahogaron a su padre es uno de los nudos marineros que aparecen en la imagen.  Y de repente todo encaja, todo se vuelve mucho más claro y le da un vuelco el corazón. 


Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: