Blog de Leeisabeel

Capítulo VIII

Lleva mucho sin estar solo en casa. Se sienta en el sofá y empieza a pensar qué puede hacer para matar el tiempo. ¿Ver una película? ¿Leer un libro? La última opción es la que más le gusta. Se levanta del sofá y va hacia la librería que hay detrás. No fue tan mal idea ponerla aquí. Le encanta el toque que le da al salón. Empieza a leer los títulos despacio. De pronto llaman a la puerta. James se dirige a abrir y ahí está.

-¿Pero qué haces aquí?

-Me enteré de que tu mujer salía y decidí venir hacia aquí. ¿Puedo acompañarte a cenar?

-Mira… No creo que sea buena idea, en serio… Esto se acabó hace mucho, no puedes venir aquí cada vez que quieras.

-Por favor, no vengo de malas, solo quiero acompañarte un rato y volveré a casa.

James duda. No está seguro de lo que hace. Desde hace tiempo no quiere seguir con esa historia y ya está rozando el límite del acoso. Lo sabe todo de él; el horario de la oficina, qué plan tiene… Incluso todos los días le manda como mínimo 8 notas con flores para que sigan con sus encuentros.

-No, lo siento. Vete a casa, es lo mejor. No quiero seguir contigo, ya te lo dije. Quiero a Mariand y quiero a Ale, no está bien esto.

-Sí, claro…

Y ahí se quedan ambos durante unos segundos.

-Te quiero, ¿Lo sabes?

-Yo a ti ya no, fue pasajero, debes de superarlo.

Y con estas palabras se da media vuelta y se aleja con un único pensamiento “se arrepentirá, claro que lo hará.”


Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: